8 recomendaciones para tener un buen comienzo en redes sociales

La cuenta de una empresa en redes sociales necesita una gestión cuidadosa. Como emprendedor quieres estar cerca de tu mercado, y también te interesa enfocar tu energía a atraer clientes, a conservar los que ya tienes, y por supuesto: vender. Así que como el tiempo es oro, aquí dejo una lista de lo que, en mi experiencia, debes tener en cuenta antes de abrir una cuenta de tu empresa en medios sociales.

1. Abre una cuenta personal – ¡y utilízala! : Esto te ayudará a saber cómo funciona esa red, de qué habla la gente y empezarás a darte cuenta qué tipo de comunicación es la que te llama la atención y qué tipo de comunicación es la que te ‘molesta’ recibir. Para que

2. El objetivo de tener presencia en medios sociales es crear una comunidad. Piensa como consumidor de tu marca y agrega valor.

3. Define el propósito de la cuenta: Es importante saber qué es lo que quieres lograr estando presente en Redes Sociales. Algunas de las razones pueden ser:

a.Conocer más al consumidor. Agregar a la personas a la red de la empresa, te ayuda a saber qué es lo que les gusta, y qué soluciones     puedes ofrecer.

b.Ventas: Generar leads

c.Awarness: Que las personas conozcan sobre tus productos o servicios.

d.CRM: Agregar otro punto de contacto para la gestión de tu relación con los clientes.

4. Prepara contenido antes de abrir la cuenta: No importa qué red social sea la que vas a utilizar, es importante que prepares contenido para que tengas unas semanas con material para comunicar a quienes les interese el producto/servicio que estás vendiendo. Todas las redes se caracterizan por tener información actualizada. Ten en cuenta que esto no es sencillo.

5. Revisa si tu página Web está lista: Los esfuerzos de comunicación en redes llevan a las personas a tu página Web. Por lo cual es importante que tu página esté ordenada, y sea amigable a quienes la visitan.

6. Se constante: ¿Qué es lo que quieres que la gente piense al escuchar/leer tu marca? Trabaja sobre eso y se constante. Ejemplo: Si tu cuenta está en Twitter y quieres posicionar la empresa en tecnología, termina cada Tweet con #tecnologia para que las personas identifiquen y asocien ese tema con tu marca.

7. Conversa: Una vez que tengas todo el contenido, empieza a ver qué es lo que tiene más respuesta y motiva a quienes hayan recomendado tu contenido que te digan qué es lo que les pareció más importante, y dejen el comentario en tu post.

8. Juntos, pero no revueltos: En tu perfil personal, puedes comunicar que eres parte de la empresa, pero la comunicación de la empresa, debe salir a nombre de la empresa siempre. Si una persona se comunica con la marca, es importante que la marca pueda contestar. Puedes agregar el nombre de la persona que contesta al final de cada comunicación, pero la respuesta debe venir de la marca.

Es importante tener en cuenta que el número de personas dentro de tu red, no es tan relevante como la calidad de interacción que la empresa tiene con ellos. Antes de dejar la gestión de la cuenta a alguien más (community manager), es importante que sepas qué se hace y cómo funciona, para que puedas definir indicadores de rendimiento más reales.