Dominio, hosting y sus características

¿Se te ha ocurrido abrir un sitio web o crear un correo electrónico del nombre de tu empresa? ¿Les es familiar la palabra dominio o que tal la palabra hospedaje web, hosting o servidor web? Han intentado crear una página web, cotizado o ya hecho y aún no entienden qué significa o cómo trabajan los dominios y los servidores de hospedaje web?

Primero tenemos que saber que las palabras hosting, hospedaje web, servidor web o cualquiera de estas relacionadas se refieren a lo mismo, ya lo explicaremos a detalle, el cual es el espacio “virtual” en dónde se encuentran la mayoría de las páginas de internet y correos electrónicos.

La palabra dominio no es difícil de confundir ya que es la única que se usa o a veces puede ser domain (en inglés) o tal vez nombre de tu página web o personalización de correo electrónico.

Ya una vez definidos las diferentes palabras podemos hablar de dominio y hosting, vayamos a la explicación y refiriéndonos a estas misma daremos la más fácil y completa explicación para cuando ustedes lleguen a requerir cualquiera de estos o en su caso saberlo administrar y tener noción e información.

Comencemos con las definiciones y una explicación más entendible.

Dominio

El dominio es el nombre de tu página de internet que va después del www. o del http:// y antes del .com, .com.mx o cualquier otra extensión. (Sólo para cultura general; la extensión varía en determinación del país como .mx de México o de tipo referente a quién va dirigido una página como edu en educación o org en organización).

El dominio es el nombre de identificación de tu página y correo electrónico el cual jamás puede repetirse, por lo que es único y digamos personal.

Existen empresas las cuales se encargan de repartir estos dominios por medio de una renta anual como mínimo.

Recomendaciones para la compra/renta de un dominio

Hoy en día el dominio se ha vuelto de las partes más importantes de un negocio, tu imagen, nombre o cualquier otro uso por lo que su renta y su gestión deben de llevarse con el mayor cuidado posible para no perderlo, pagar de más y verse envueltos en mayores complicaciones. Aquí unas recomendaciones para su selección y gestión:

  • Buscar un nombre corto y de preferencia que lleve el nombre de tu negocio o muy bien identificable a tu nombre si se trata de un blog. Va de 3 a 63 caracteres.

  • Evitar el uso de guiones si es posible y buscar que sea lo menos confuso para recordar o escribir (imagina que vas a dictar tu email por teléfono, busca que sea lo más entendible)

  • Intenta ser tú el administrador de este, o sea realiza tu la compra de este, o de preferencia que sea con alguien de suma confianza. No es un juego, puede llevarte a demasiados problemas si es una parte esencial de tu imagen y empresa.

Hosting

El alojamiento web (en inglés web hosting) es el servicio que provee a los usuarios de Internet un sistema para poder almacenar información, imágenes, vídeo, o cualquier contenido accesible vía web. Es una analogía de “hospedaje o alojamiento en hoteles o habitaciones” donde uno ocupa un lugar específico, en este caso la analogía alojamiento web o alojamiento de páginas web, se refiere al lugar que ocupa una página web, sitio web, sistema, correo electrónico, archivos etc. en internet o más específicamente en un servidor que por lo general hospeda varias aplicaciones o páginas web.

Las compañías que proporcionan espacio de un servidor a sus clientes se suelen denominar con el término en inglés web host.

En palabras más sencillas de entender, es un servidor (computadora con características de alto desempeño) el cual siempre esta prendido y conectado a Internet para su disponibilidad online. Usualmente  instalado en condiciones ideales con temperatura de enfriamiento y respaldos de electricidad para que esté siempre disponible.

Hay que saber que el dominio va apuntado o direccionado al servidor por medio de unos números IP llamados DNS’s y así cuando alguien a través de internet teclee tu dominio será enviado al servidor que mostrará los archivos ahí colocados (página web)

Tipos de hosting

Existen diferentes tipos de hospedaje web y estos se seleccionan dependiendo de la seguridad, número de visitas que se espera, tipo de plataforma en la que se diseñará y otras especificaciones como proyectos muy puntuales que requieran algo más específico.

Hosting compartido: es el más común y más accesible de todos, ya que se puede rentar desde aproximadamente 6 dólares al mes a través de un tercero que se encarga de ofrecer estos servicios. Estos son muy fáciles de configurar, rentar e incluyen paneles de administración para crear páginas, correos y más. Las empresas que los rentan crean diferentes digamos cuartos dentro de un servidor y es por eso que se conoce como compartido.

Hosting dedicado: este tipo de hospedaje también se puede rentar en internet ya que también el servicio te lo brinda un tercero para tu comodidad. A diferencia del compartido este servicio es la  renta en un servidor completo (no compartido) y con mayores capacidades para proyectos más grandes y específicos. Es un poco más complicado de configurar ya que se requieren mayores conocimientos técnicos.

Servidor local: este es un servidor el cual lo puedes ver físicamente ya que uno mismo lo instala, la mayoría de las veces este es usado en empresas grandes o que requieren de alta seguridad ya que sus datos y archivos los tendrán dentro de su mismo edificio. Requiere las mismas configuraciones y necesidades que los otros tipos de servidores que te rentan, sólo que en lugar de que el servicio lo de un tercero, tu mismo haces toda la instalación y mantenimiento como luz, internet, aire acondicionado, etc.