Usar la tecnología sin ser atrapado por ella

Todos los días, todos los meses, todos lo años la tecnología crece, se mejora y se vuelve obsoleta. Desde cualquier tipo de Gadget como un celular hasta las grandes y novedosas maquinas de producción. El enorme y “rápido” crecimiento de la tecnología nos mantiene tanto innovados como dependientes. Es cierto nos brinda comodidad y facilidad para hacer las cosas, para comunicarnos, trabajar, disfrutar y producir; realmente necesitamos de ella sin ser dependerla. La cuestión es usar la tecnología sin ser atrapado por ella.

Me declaro un fanático de la tecnología, de la cual me he vuelto un adicto, la necesito como algunas personas necesitan el cigarro. A veces me es bastante complicado desprenderme de mis Gadgets, de mi LapTop o de mi oficina virtual, día a día aprendo más cosas tecnológicas pero también estoy aprendiendo a usarla con moderación y no perder la esencia de mi persona. La tecnología no es mala, es una herramienta necesaria para todos, yo vivo de ella y como tal no podría hablar mal de ella, la recomiendo en este mismo blog, soy consultor de esta, y la uso en todo momento. Hablando de la media, de una persona normal, común y corriente, un usuario mas que un creador de esta, me doy cuenta que la estamos usando en todo momento: en las comunicaciones, en las redes sociales, en el trabajo con los correos, en la casa con los juegos, en el internet, en todo momento. Somos felices con ella, es el presente y no utilizarla sería volvernos obsoletos.

La mejor forma de vivir y dejarte vivir con la tecnología es utilizarla como una poderosa herramienta y no como una forma de vida, satisfacer las necesidades sin volverla una necesidad. Apoyarnos en ella para resolver problemas, para cortar distancias y para trabajar y elevar productividad. Si nos enfocamos a darle el mejor uso para la cual fue creada seguro que haremos grandes cosas y seremos grandes personas. Desde usarla por gusto o usarla para ganar dinero, de cualquier forma es prescindible en momentos y horas que tenemos que estar con nuestro seres queridos, un cliente, o con nosotros mismos. Estoy seguro que si se se realiza una buena programación del tiempo y un toque de disciplina la productividad va a subir de forma impresionante y no viviremos atrapados en ella.

Cualquier comentario, sugerencia y recomendación para esto es bienvenido!