El comercio electrónico transfronterizo

Una ventana de crecimiento instaurada en las tecnologías y comunicaciones.

Por: Pablo Torres en Newsweek

03 Feb 2015

Vender o comprar productos y servicios desde la comodidad de un móvil o una computadora ha dejado de ser un tabú para los consumidores, y su ánimo de adquirir productos extranjeros en línea. Las facilidades y el aumento en la seguridad tecnológica han abierto fronteras totalmente impensables para este tipo de comercio en la venta y exportación de productos y servicios de uso particular.

Buscar productos en mercados como China, Estados Unidos y Europa se ha vuelto un carnaval para los consumistas latinos; conseguir el tan ansiado producto que aún no arriba a nuestros países se ha vuelto tan sencillo como crear un correo electrónico; la posibilidad de ofrecer servicios y amenidades a los clientes, provenientes de otros países, con pagos seguros y extremadamente sencillos, ha secundado industrias que no encontraban soluciones para competir con los grandes.

Destaca la manera en que, con base en la seguridad y confianza, el consumo en línea y principalmente las compras electrónicas transfronterizas se han incrementado exponencialmente en los últimos años. El uso de herramientas como PayPal ha aventajado a pymes, emprendedores y otras startups al ofrecer puntos cualitativos a todos los consumidores.

Una encuesta ejecutada por Ipsos y PayPal a 7000 consumidores de 22 países, demostró que el comercio transfronterizo ha alcanzado cifras realmente notables en nuestro continente, principalmente en México y Brasil. Los consumidores mexicanos se distinguen como el primer mercado en crecimiento de compras internacionales por internet.

Con el deseo de puntualizar y entender más la información de esta encuesta, platicamos con Jesús Padilla, director de Mercadotecnia de PayPal México, y Renato Pelissaro, director de Mercadotecnia de PayPal Latam, para así conocer los bemoles del crecimiento y la situación del comercio electrónico en América Latina, a fin de dar un panorama claro a compradores y, sobre todo, a empresarios y emprendedores en busca del e-commerce.

PayPal es una empresa que ha logrado modificar el método de pago tradicional por un sistema de pago por internet ,que permite la transferencia de dinero entre usuarios con un correo electrónico; del mismo modo apoyar el pago en el comercio electrónico y otros servicios web con aceptación de tarjetas de crédito y otro tipo de herramientas complementarias, con el cobro de una comisión o porcentaje.

Sobresalen la moda y los electrónicos como las grandes verticales de crecimiento en este sondeo. En México, el 39 por ciento de las personas compran este tipo de artículos en el extranjero, solamente detrás de Rusia con un 40 por ciento, y delante de Brasil con un 36 por ciento. También predomina en México la compra de entretenimiento y educación en formato digital como la tercera categoría más popular de transacciones en línea.

Cine, comida y el uso de taxis es otro de los rubros que han registrado un incremento en el comercio electrónico. “Hay un crecimiento importante de comercios con un ticket más bajo, pero con mayor recurrencia, aquí hablamos de servicios de tres o cuatro transacciones al mes”, comenta Renato Pelissaro.

Vender y exportar electrónicamente

Garantizar la seguridad de los pagos, evitar el robo de identidad y fraudes, incentivar a los compradores con mejores tiempos de entrega y facilidad en la compra son ejes fundamentales para invitar a los usuarios a compartir sus tarjetas de crédito.

Un bastión muy importante para las transacciones y compras entre distintos países, y por ende en el cambio de divisas, es la seguridad y garantía, así como el sistema que haga de esto un flujo sencillo en el que tanto el comprador como el vendedor se sientan protegidos en las operaciones. PayPal ha creado un sistema muy accesible de integrar, fácil de administrar y con la mayor y más importante primicia que es la de otorgar protección en todas las transacciones, asegurando que los pagos y fondos estén seguros dentro de cada cuenta, y cuidando siempre los datos financieros de cada usuario.

“Crear un sistema de compra en línea intuitivo y de estado líquido”, es decir, que se adapte a cualquier pantalla, comenta Jesús Padilla. Y agrega: “Debemos pensar mucho en la parte móvil, pues la mitad de las compras se realizan en dispositivos móviles”.

Los nichos para Latinoamérica

Ofrecer productos basándose en las costumbres, hábitos y festividades de cada país en una idea de la que se pueden beneficiar muchos emprendedores con el afán de irrumpir en el comercio electrónico y de exportación a otros países. Esto se vuelve más sencillo gracias a herramientas como Passport, de PayPal, que brinda una visión global para entender de primera mano estas usanzas de los mercados potenciales.

Turistas europeos y estadounidenses buscan los hoteles boutique, las principales atracciones y otros planes de viaje ofrecidos por países con grandes atractivos y pocas soluciones de reserva y cobro en línea. Brindar opciones de pago seguros y confiables, como hace PayPal con estos posibles clientes podría llegar a potenciar las reservas y visitas.

Existen casos de éxito en el uso de PayPal, como el de la empresa responsable de los boletos para Machu Picchu en Perú o el del hotel Casas Brancas en Brasil, que solamente recibía tarjetas de crédito: y al aceptar PayPal como método de pago sus ventas crecieron un 48 por ciento por solicitudes de extranjeros. “En Brasil existen casos de éxito de empresas aéreas y hoteles pequeños que se beneficiaron del Mundial de Fútbol, y próximamente lo harán con los Juegos Olímpicos”, comenta Renato.

Si bien el comercio electrónico se ha instaurado ampliamente en el consumo transfronterizo, aún hay detalles por solucionar como el costo de envío, tiempos de entrega más cortos, programas de exportación y el desarrollo de mercados.

Para muchos minoristas, principalmente en Europa, opciones como la de devolución de un producto por parte del comprador no representan un costo para el consumidor ni para el vendedor, pues PayPal llega a cubrir estos gastos.

Olvidarse de los miedos en las compras y ventas por internet y apoyarse en herramientas tecnológicas en pos del comercio electrónico es un gran paso para iniciar o transformar los negocios, puesto que el internauta ha sido seducido por las transacciones en línea. Mostrar productos y servicios, adaptar un sistema global y seguro de pago, y establecer una logística correcta podría beneficiar a cualquier empresario a llegar a sitios muy poco concebibles años atrás.